Seleccionar página

“Sí, nos reunimos, era una charla que teníamos pautada desde diciembre, cuando compartimos un desayuno “, aseguró el vicepresidente de San Lorenzo en la puerta del edificio en el que vive ante periodistas.

Y agregó: “Tenemos coincidencias sobre la situación del país, no hablamos de nada puntual, la reunión fue muy buena”.

Uno de los dirigentes que facilitó el acercamiento entre ambos fue Eduardo “Bali” Bucca, intendente de la Bolívar natal de Tinelli y de relación fluida con el diputado nacional Marco Lavagna, hijo del ex ministro Economía de Néstor Kirchner.

Fuentes cercanas a los protagonistas de la reunión contaron que durante la charla hubo coincidencia sobre la situación que atraviesa el país.

El almuerzo comenzó con burrata y jamón crudo, vino “Fede” de la bodega del anfitrión, y una charla sobre los errores que cometió el gobierno en donde ambos coincidieron. El conductor manifestó que sentía que Cambiemos se equivocó en “cerrarse en todo, en no buscar consensos y en aplicar un plan de ajuste”. A la hora del primer plato -pasta con tuco, albahaca y carne-, Tinelli puso sobre la mesa el tema de la preocupante inflación, el aumento del desempleo, las tasas que “están por las nubes”, el índice de pobreza y la falta de inversiones genuinas. “No veo una apuesta en cultura, educación y ciencia.  Todo es achique y más achique”, cerró la figura de El Trece. Lavagna asintió y aportó números que grafican el escenario complejo que tiene el gobierno nacional por delante.

Pese a haber levantado el perfil en las últimas semanas con sus apariciones públicas, Tinelli repite ante su círculo de confianza que está más preocupado por el comienzo de su programa de televisión (previsto para el 22 o el 29 de abril) que por su posible desembarco en la política.

El ex ministro de Economía y una de las figuras más importantes de Canal 13 se comprometieron a volver a reunirse en las próximas semanas. A Tinelli le atrae la visión política y económica de Lavagna. “Es una persona de consenso que quiere salir de la grieta-valoró el fin de semana ante un grupo de amigos-. Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner, en cambio la fomentan”, concluyó.

¿Estaría dispuesto a acompañarlo en una eventual candidatura? Hoy esa posibilidad ni siquiera se está discutiendo. En el almuerzo de este lunes, se habló mucho sobre los problemas que tiene la Argentina pero nada sobre un armado conjunto para competir en agosto.

La decisión no es fácil. Un salto a la política significa mucho para Tinelli, tanto desde el punto de vista personal como empresarial. Hoy tiene un contrato firmado por dos años más con Canal 13 y su productora -LaFlia-se encuentra en pleno crecimiento.

En el caso de Lavagna, el camino hacia una boleta electoral tampoco es simple. Continúa con la misma idea que desarrolló en los escasos contactos que mantuvo este año con periodistas: está dispuesto a competir siempre y cuando haya un consenso amplio detrás de su figura.

En diálogo con Luis Majul en CNN Radio, el conductor opinó que el ex ministro “puede ser una buena alternativa” para la presidencia: “El tema es que él decida ser candidato a presidente. Está trabajando, está armando, se está moviendo. Me parece que es una persona que lo puede hacer perfectamente, puede ser un gran candidato a presidente”.

Asimismo, ratificó su visión de que tanto Mauricio Macri como Cristina Kirchner “tienen el boleto picado” pero aclaró que nunca los dio por derrotados en las próximas elecciones: “Cómo voy a minimizar lo que puede ser la figura del presidente Macri. No sé cómo se lo contaron a ellos ni me importa mucho. Si tengo que ser crítico lo seré y si tengo que ser elogioso también. Esta grieta nos metió a todos, le sirve a muy pocos -a dos personas- y el país está inmerso en una crisis económica social y política muy fuerte, no hay consensos y cada vez nos encerramos más. Si las personas que hablan -las de consenso de ambos lados- de esos dos sectores son las más corridas y aparece como solamente una vocación electoral de ambos lados, yo me preocupo”.

Relacionado a esto, sostuvo que la estrategia de ambos para octubre es “llegar dos y entre uno y otro decidir entre esos dos” y advirtió que ambos “tienen la posibilidad de seguir adelante”.

“Cristina, más allá de no hablar yo y no tener relación personal, me parece que es una mina que es la líder opositora. Líder por naturaleza. Te puede gustar o no, corrupción, no corrupción, las causas… Pero independientemente de eso es la líder opositora. Uno no puede subestimar eso”, completó.