Seleccionar página

El diario norteamericano The New York times publicó este viernes un extenso artículo en el que analiza la crisis económica que atraviesa la Argentina, y el efecto que esto podría tener en las chances electorales del presidente Mauricio Macri.

El texto, titulado «La miseria económica de Argentina podría traer la vuelta del populismo al país», afirma que el Gobierno, en su promesa de «reducir el monumental déficit y achicar el Estado», ha «roto con el populismo y las políticas dilapidadoras de presupuestos que han dominado a Argentina durante la mayor parte del último siglo, y eligió en su lugar las duras matemáticas de la ortodoxia económica».

Sin embargo, a continuación indica que el principal problema radica en que «los argentinos todavía tienen que cosechar el otro aspecto de la promesa hecha por el presidente: el rebote económico que debía llegar tras el dolor» de las medidas de austeridad fiscal.

«Se suponía que su gestión iba a ofrecer una alternativa para escapar de las políticas de derroche y ofrecer al mismo tiempo un camino alternativo para los países que luchan con el auge global del populismo. Ahora, su presidencia amenaza con facilitar su vuelta«, agrega.

La portada del artículo del New York Times

El artículo lleva la firma de Peter Goodman, el corresponsal económico global del prestigioso medio, y recoge testimonios de ciudadanos que se ven afectados por la crisis en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y en la provincia de Entre Ríos.

Pero también incluye críticas por parte del CEO de la línea aérea Flybondi, Sebastián Pereira, quien aseguró que la compañía que lidera crecería a un ritmo más rápido si no fuera por el fracaso de las políticas económicas del Gobierno.

«La situación no es buena en Argentina. Si la gente no puede pagar las facturas de servicios, ¿cómo puede pensar en volar en avión?«, graficó Pereira ante el medio.

Si bien el New York Times aclara que, a criterio de distintos economistas, cualquier Gobierno hubiera enfrentado graves dificultades debido a la «enorme magnitud de los problemas» heredados, repasa también distintas decisiones por parte de la administración de Macri que contribuyeron a la crisis.

«Algunos acusan al Gobierno de llevar a cabo una búsqueda cobarde de gradualismo, achicando el gasto muy lentamente en un esfuerzo infructuoso de evitar el enojo de las masas», describe.

Y continúa: «Otros acusan a Macri de no fijar expectativas realistas. El aseguró que podría fácilmente conquistar la inflación y reducir los subsidios al mismo tiempo, lo que en contraste elevó el precio de un bien clave como lo es la electricidad».

También señala a la falta de previsión respecto de la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir su tasa de interés. Pero al tope de los errores pone la decisión de incluir al entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en la conferencia de prensa llevada a cabo el 28 de diciembre de 2017 para anunciar un cambio en las expectativas de inflación.

La conferencia de prensa del 28 de diciembre del 2017 (Adrián Escándar)

«Los mercados lo tomaron como una señal de que el Gobierno se estaba dando por vencido en su guerra contra la inflación, optando por la apuesta tradicional: imprimir dinero en vez de reducir el gasto», describe.

El artículo ensaya una descripción del impacto que el panorama económico puede tener en las elecciones presidenciales de octubre: «El que la economía permanezca moribunda es un tema de debate que podría determinar si Macri consigue más tiempo, o si Argentina vuelve al populismo».

Respecto de la ex presidente Cristina Kirchner, indica que «su gasto desbocado contribuyó a la crisis heredada por Macri», y asegura que «su regreso significaría un rechazo de las reformas pro-mercado que, al mismo tiempo, podrían llevar a Argentina de vuelta a un terreno conocido: un populismo de izquierda situado incómodamente cerca de la insolvencia«.

(Nicolás Aboaf)

El artículo concluye con una de las distintas historias personales que grafican su premisa: la de una familia que vive cerca de un basurero en las afueras de Paraná en el que buscan elementos que luego puedan vender a un reciclador. «Una mujer encuentra un plato con motivos de princesas y se lo da a su hija para que se entretenga. Del barro, saca un par de zapatos de cuero que puede transformar en dinero en efectivo. ‘Es una manera de alimentar a mis hijos‘», cierra la mujer.